SENSACION DE CAIDA EN LOS SUEÑOS


¿A qué se deben los espasmos durante el sueño y por qué nos despierta la sensación de caída?


En la actualidad no sabemos mucho de las bases neurobiológicas de los sueños o ensoñaciones, aunque sí sabemos algo de las del sueño. Durante el sueño, nuestro cerebro muestra distintos grados de actividad nerviosa que podemos medir con varias técnicas, la más simple de las cuales es la que se denomina electroencefalografía y que consiste en registrar la actividad eléctrica cerebral con electrodos colocados en la superficie del cráneo. La mayor parte de las ensoñaciones – pero no todas – se producen durante una fase del sueño que se denomina sueño de ondas rápidas o de movimientos oculares rápidos (sueño REM). Durante las fases de sueño REM (cuatro o cinco de alrededor de media hora durante cada noche, y que unas veces van acompañadas de ensoñaciones y otras no), nuestra corteza cerebral muestra una actividad muy parecida a la que ocurre cuando estamos despiertos, pero todos nuestros movimientos, menos los de los ojos, están completamente inhibidos. Si a una persona se la despierta en esa fase del sueño, con mucha frecuencia – pero no siempre – dice estar soñando y es capaz de contarnos su sueño. Por el contrario, si se deja que la persona pase a las fases siguientes de sueño, con frecuencia no es capaz de recordar que había soñado. Durante las ensoñaciones nuestro cerebro combina la información que almacenamos en la memoria de forma que, cuando recordamos un sueño, tenemos sensación que lo hemos vivido. Esto ocurre probablemente porque la actividad cerebral durante la ensoñación es análoga a la que ocurre cuando estamos despiertos. Pero, de nuevo, no sabemos ni como ni porqué soñamos. Durante las ensoñaciones que se producen en el sueño de tipo REM, no hay movimientos de nuestros miembros, por lo que cuando estos se producen ocurren generalmente cuando no estamos soñando. Tampoco sabemos como se producen estos movimientos, pero existen alteraciones del sueño, cuyas causas neurológicas tampoco se conocen bien, en las que aparecen movimientos anormales que pueden ir asociados a sueños.

1 comentario:

David dijo...

Sí se conocen las cuasas. El punto es que no son nuerológicas. Son mentales y específicamente referidas a la maquinaria mental que NO ES el cerebro.

La física cuántica y la electrónica de precisión ya han descubierto esto, es cuestión de que cambies tus fuentes de referencia de "las que no saben todavía" a las que "sí saben".

La mente está formada por partículas subatómicas enlazadas a a través de arcos de energía mental que son creados y mantenidos por nuestra conciencia (quien dirige los pensamientos) y de la mente se transmite al cerebro que un como un gran centro de mandos para dirigir nerviosamente las reacciones y acciones del cuerpo.

Las alteraciones del sueños son producidas por un desbalance exagerado entre la energía de varios grupos de conceptos. La energía tiende a reorganizarse pero, estando en conflicto, produce "remolinos" que despiertan al individuo y lo hacen conciente del proceso de reorganización.

Misterio resuelto.

La mente se puede percibir en movimiento a través de un reostáto de suma precisión y delicado. Su carga eléctrica incluso se mide y su carga en masa, también.

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar