PELICANOS


El pelícano blanco norteamericano vive en grandes colonias, desde Canadá hasta México, y pesca en grupo para alimentar a sus crías. Por Mel White; Fotografías de Klaus Nigge
¿Debemos apiadarnos del pobre pollo de pelícano? Al fin y al cabo, el patito feo creció para convertirse en un hermoso cisne, mientras que el bebé pelícano, que seguramente es una de las criaturas menos agraciadas del planeta, sólo puede confiar en convertirse... en un pelícano adulto. Y que eso sea mejorar también es cuestionable. Consideremos algunos de los calificativos usados por los autores, de Audubon en adelante, para describir al pelícano blanco norteamericano: torpe, desmañado, desgarbado, grotesco y absurdamente ridículo. Incluso la nueva edición de The Birds of North America, una colección seria y erudita, abandona momentáneamente el distanciamiento científico para señalar que el pelícano tiene un aspecto algo cómico, como de perro basset con plumas. Vale, de acuerdo. El pelícano no es ningún cisne, todo curvas sensuales y majestuosidad. Es achaparrado. Tiene una papada enorme, pies de payaso y un pico que parece una pala. Y para expresar su ardor sexual, se le enrojece la cara y le crece una enorme verruga en la nariz. ¿Cómo entender entonces que esos mismos autores se desdigan, a veces en el mismo párrafo, y califiquen al pelícano blanco de majestuoso, magnífico, elegante y verdaderamente hermoso? La razón es que nuestra desgarbada ave se ha puesto de pie, ha dado unos pasos torpes, ha desplegado las alas y ha echado a volar. Y en diez segundos, la oruga se ha convertido en mariposa.


No hay comentarios:

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar