PANDAS GIGANTES


Objeto de adoración en todo el mundo, la cría en cautividad de un panda puede costar a un zoo más de tres millones de dólares al año. Por Lynne Warren; Fotografías de Michael Nichols y Fritz Hoffmann
Tiene la cara mofletuda. Se pasa el día dormitando. Come con las manos. Vive con su madre. No es exactamente el tipo de personaje que uno esperaría encontrar en el centro de una historia sobre altas finanzas, diplomacia internacional, fervor de multitudes, escrutinio gubernativo y fascinación científica. Pero es que Tai Shan es una cría de panda gigante, y eso lo convierte… digamos que lo convierte en algo más que un animal cualquiera. Nacido a las 3.41 horas del sábado 9 de julio de 2005 en el Parque Zoológico Nacional de la Smithsonian Institution, en Washington, D.C., Tai Shan es el primogénito de Tian Tian y Mei Xiang, una pareja de pandas gigantes que fueron embarcados desde China a la capital estadounidense en diciembre de 2000. Sólo hay otros ocho pandas en Estados Unidos: dos en el zoo de Atlanta, dos en el de Memphis y cuatro más en el de San Diego, donde Bay Yun ha alumbrado tres crías sanas en los últimos siete años. Juntos, estos 11 animales representan una exorbitante inversión de recursos científicos y económicos. Tener pandas gigantes cuesta a cada zoo un promedio de 2,6 millones de dólares anuales, y eso si no tienen hijos. Una cría eleva el presupuesto por encima de los tres millones de dólares. Dos crías (casi la mitad de los embarazos de panda producen gemelos) disparan el gasto a cerca de cuatro millones. «Nadie asignaría estas cantidades a ninguna otra especie», asegura David Wildt, director del programa de ciencias reproductoras del Zoo Nacional.


No hay comentarios:

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar