LOS FENICIOS


Sabemos que dominaron el comercio marítimo de un extremo a otro del Mediterráneo a lo largo de 3.000 años. Ahora, las pruebas de ADN llevadas a cabo en poblaciones actuales y los recientes descubrimientos arqueológicos revelan el significado real que el legado fenicio tuvo para el mundo antiguo... y para el nuestro. Por Rick Gore; fotografías de Robert Clark
«Soy fenicio –dice el muchacho, reivindicando la memoria de un pueblo desaparecido de la historia hace dos milenios–. O al menos me siento fenicio. Mis antepasados han sido pescadores y marineros a lo largo de siglos.» «Nos vendrá de maravilla disponer de fenicios auténticos», comenta el genetista estadounidense Spencer Wells mientras ata un torniquete en el brazo del joven, en la terraza de un restaurante de la antigua ciudad de Biblos, en Líbano, a orillas del Mediterráneo. El muchacho, Pierre Abi Saad, ha llegado tarde y está impaciente por participar en un experimento destinado a arrojar nueva luz sobre los misteriosos fenicios. Forma parte de un grupo de voluntarios –pescadores, tenderos y taxistas– reunidos en torno a varias mesas bajo el toldo del establecimiento. Wells les ha convencido para que le proporcionen una muestra de sangre. «¿Qué hará con ella?», pregunta Saad. «La sangre contiene ADN, que es como un libro de historia –responde el genetista–. A lo largo de los siglos han vivido en Biblos gentes muy diversas, y tu sangre conserva indicios de su ADN. El examen nos permitirá remontarnos miles de años en el pasado para establecer tu posible relación con esas gentes.»


No hay comentarios:

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar