ESLOVENIA


¿Por qué razón romanos, celtas e incluso pobladores prehistóricos sumergieron sus pertenencias personales, desde espadas hasta platos, en un río de aguas someras de Eslovenia? Por Carol Kaufmann; Fotografías de Arne Hodalic
Al arqueólogo Andrej Gaspari le obsesionan los objetos del pasado. En el Ljubljanica, el río de su ciudad natal, se han hallado miles de piezas (monedas celtas, adornos romanos y espadas medievales) en un tramo poco profundo de 20 kilómetros de largo. Quienes vivían en la región y viajaban por el río que atraviesa Ljubljana, la capital de Eslovenia, lo consideraban sagrado, según cree Gaspari. Eso explicaría por qué generaciones enteras de celtas, romanos y habitantes anteriores ofrecieron al río sus tesoros (demasiados para ser algo accidental) durante ritos de paso, en señal de duelo o como agradecimiento por las batallas ganadas. Pero quizá Gaspari nunca consiga explicar con seguridad por qué el Ljubljanica encierra uno de los tesoros fluviales más ricos de Europa, con tantas piezas especialmente bien conservadas por los sedimentos finos y la suavidad de la corriente. Han desaparecido demasiadas piezas del puzzle. En los últimos 20 años, los aficionados al buceo han hecho del río su patio de recreo, y se han llevado la mayoría de los 10.000 a 13.000 objetos hallados hasta ahora. Aunque hace tiempo que sacar piezas arqueológicas del Ljubljanica es ilegal, los arqueólogos profesionales se han visto obligados a competir con coleccionistas privados. Algunos buzos han vendido su botín a los museos; otros, al mejor postor. Algunos se lo han quedado. Muchas piezas han salido del país y no es posible localizarlas.


No hay comentarios:

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar