COLIBRIES


Maravillas de la microingeniería de la naturaleza, los colibríes, aparentemente muy frágiles, son los pájaros campeones del mundo de los pesos pluma. Por Michael Klesius; Fotografías de Luis A. Mazariegos
Un destello de zafiro, un batir de alas, y la diminuta ave –¿o será un insecto?– desaparece, como el más breve de los espejismos. Momentos después reaparece. Es un ave, sí, un derviche del tamaño del pulgar, con alas hiperquinéticas capaces de batir 80 veces por segundo produciendo un levísimo zumbido. Mientras el ave mira fijamente la trompeta de una brillante flor anaranjada, una lengua filiforme se proyecta desde el pico, fino como una aguja. Un rayo de sol reverbera en las plumas iridiscentes, y el color reflejado es tan deslumbrante que parece una gema colgando de una ventana al sol. No es de extrañar que los colibríes inspiren afecto y esfuerzos de descripción. Ni siquiera los científicos más sobrios y reservados pueden eludir términos como «hermosos», «sorprendentes» o «exóticos». Más asombroso que su belleza es el hecho de que el colibrí, aparentemente frágil, sea una de las criaturas más resistentes del reino animal. Unas 330 especies prosperan en ambientes variados y a menudo hostiles: desde Alaska hasta Argentina, desde el desierto de Arizona hasta la costa de Nueva Escocia, desde los bosques de tierras bajas de Brasil hasta las nieves perpetuas de los Andes, a más de 4.500 metros de altitud. (Misteriosamente, sólo existen en el Nuevo Mundo.)


No hay comentarios:

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar