ALERGIAS


Millones de personas la sufren, y miles de ellas mueren cada año por su culpa. La creciente incidencia de las alergias en todo el mundo las ha convertido en objeto de rigurosos estudios. Por Judith Newman; Fotografías de David McLain
Delgado y serio, se monta en su bici. Sus largos dedos agarran con firmeza el manillar, mientras comprueba su equilibrio. Hoy está resfriado, y sus ojeras están más oscuras que de costumbre. Cuando explica su situación, habla reflexivamente. «No como mucho, a menos que mamá haya mirado los ingredientes. Si lo ha hecho, puedo comer. Si no, no.» ¿Por qué tanta cautela? Quizá sea el resultado de pasar gran parte de su infancia tratando de que los médicos le entiendan mientras se esfuerza por respirar. Cuando sabes que las cosas más simples pueden matarte, te vuelves precavido. Cameron Liflander tiene alergia. Eso no lo diferencia hoy de más de 50 millones de estadounidenses. Pero su problema no se reduce a los ojos llorosos y el picor de garganta que asociamos con esa palabra. El organismo de siete años de Cameron libra una batalla feroz con su entorno. Y su madre teme que algún día el entorno gane. «Un pediatra me dijo que no fuera ridícula –recuerda Pamela Liflander–, que ningún niño menor de tres años padece verdaderas alergias, y que los eccemas y vómitos se le irían. Pero yo tenía otro hijo y sabía cómo es un bebé sano.» El aspecto de Cameron siguió siendo enfermizo, pero su curva de crecimiento estaba dentro de lo normal. Tomó leche materna durante casi un año y Pamela introdujo gradualmente otros alimentos. Un día le dio un bocadito de atún. Cameron se puso rojo, se hinchó como una esponja y empezó a ahogarse.


No hay comentarios:

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar