RECETA MENTAL


1. Estimula los sentidos.


La corteza cerebral está organizada en varias regiones, como son la motora y la sensorial. Hasta hace poco, los científicos creían que cada una de estas áreas ocupaba un espacio acotado –o mapa– para procesar la información proveniente de diferentes partes del cuerpo. Ahora se sabe que tales mapas se modifican con las experiencias personales, así como que las interacciones entre las diferentes áreas se refuerzan a una velocidad sorprendente. Por ejemplo, Marc Bangert, del Instituto de Fisiología de la Música, en Hannover (Alemania), informa en la revista BMC Neuroscience que 20 minutos de entrenamiento al piano son suficientes para que el cerebro establezca un refuerzo neuronal entre el área motora que mueve y asocia los dedos con las teclas y la corteza auditiva. Y otro estudio realizado por la neurobióloga Gisela Hagberg y sus colegas de la Fundación Santa Lucía, en Roma, indica que los catadores de vino profesionales, que poseen un olfato exquisito, muestran una enorme actividad cerebral. El escáner ha revelado que el cerebro de toda la gente responde a la bebida, pero sólo en los sommeliers se activa la corteza frontal, que está involucrada en el lenguaje. Esto se debe a que buscan las palabras precisas para describir las características del vino. Así pues, la estimulación de los cinco sentidos favorece un mayor equilibrio y desarrollo mental.

A la cama pronto

2. No trasnoches.


Las investigaciones de György Buzsáki, neurólogo de la State University of New Jersey, en EE UU, apuntan que la memoria se consolida o graba después de irnos a la cama. Cuando soñamos, el hipocampo y la corteza cerebral entablan un necesario diálogo. Situado en el sistema límbico, el hipocampo actúa como una centralita que retiene los recuerdos a corto plazo. Pero para evitar una sobrecarga, la información memorizada es codificada por la corteza cerebral, el baúl de nuestros recuerdos. Esta reestructuración de la red neuronal ocurre precisamente durante el sueño, según Buzsáki.

Jugar con los amigos

3. Busca distracción.


Dos días antes del examen, cierra los libros. El cerebro invierte 48 horas en reelaborar la información y elegir qué parte de ésta quedará retenida en la memoria a largo plazo. La investigadora Sidarta Ribeiro y sus colegas de la Universidad de Duke, en EE UU, han descubierto que los procesos memorísticos suceden en dos fases del sueño: la de onda lenta y la REM. “La primera es de mayor duración y produce un recuerdo y una amplificación de los datos vividos. En la REM, que se caracteriza por un movimiento rápido de los ojos, se activan los genes, como el Zif-268, que almacenan en las neuronas todo aquello que aconteció durante el sueño de onda corta”, comenta Ribeiro.


Para aprender hay que dormir.


4. Nada de doparse.


Los fármacos para permanecer despiertos toda la noche son desaconsejables, ya que alteran el ciclo regular de sueño-vigilia, lo que puede dañar la recuperación de la información estudiada. Algo parecido puede decirse del café: la cafeína estimula la atención cuando se toma una taza por la mañana, pero no 10 durante la noche.


5. El bloqueo es normal.


La sensación de olvido en la víspera del examen no debe ser motivo de preocupación. Mientras duermes, toda la información memorizada volverá a tu mente.


6. Empolla.


“La memoria es un proceso de catalogación y recatalogación”, comenta Karen Nader, de la McGill University, en Montreal (Canadá). Si estás preparando un examen, lo mejor es estudiar a diario; fracciona los temas y descansa al menos 6 horas después de estar empollando.
¿Chuletas? Nada recomendables6. Empolla. “La memoria es un proceso de catalogación y recatalogación”, comenta Karen Nader, de la McGill University, en Montreal (Canadá). Si estás preparando un examen, lo mejor es estudiar a diario; fracciona los temas y descansa al menos 6 horas después de estar empollando.


7. Ojo con el repaso.


La memoria se puede formar y reformar. El psicólogo Matthew P. Walker, de la Escuela Médica de Harvard Medical, en Harvard (EE UU), ha comprobado que la mera acción de recordar algo aprendido desestabiliza la memoria, si el proceso es perturbado por una interferencia. Debido a esta vulnerabilidad, el recuerdo puede ser guardado de nuevo, modificado e incluso sustituido. El repaso de lo aprendido modifica, al fin y al cabo, los datos memorizados: si se hace de mala manera, el resultado puede ser “muy deficiente”.


8. Siempre en positivo.


El hecho de afrontar un examen con una actitud positiva estimula la atención y la memoria. No obstante, hay que evitar las emociones fuertes y las desagradables, pues pueden borrar de la memoria los recuerdos recién adquiridos. Bryan Strange, del Colegio Universitario de Londres, ha invitado a un grupo de voluntarios a memorizar secuencias de palabras neutras en las que intercaló otras con connotaciones negativas, como masacre y asesinato. El resultado: la gente recuerda fácilmente los vocablos con carga emocional, pero muestra dificultad para citar las palabras normales adyacentes. Esto ocurre porque la hormona del estrés, la norepinefrina, interactúa con la amígdala, estructura del cerebro que controla las emociones.


9. Haz como Aristóteles.


Estudia paseando, ya que el ejercicio cotidiano tiene un efecto protector sobre las neuronas. Lo ha demostrado Stan Colcombe, de la Universidad de Illinois en Urbana. Éste y su equipo ha pasado por un escáner de IRM las cabezas de un grupo de personas mayores de 55 años y ha descubierto que el cerebro de las sedentarias tiene menos masa gris que el de las que confesaron hacer deporte.


10. Come bien y con moderación.


La alimentación del estudiante debe ser rica en ácido omega-3, presente en el pescado, y en vitamina E, que abunda en el germen de trigo y los aceites vegetales. Por otro lado, Mark Mattson, jefe del Laboratorio de Neurociencias, en el Instituto Nacional de la Vejez estadounidense, sostiene que una reducción del aporte calórico del 30 por 100 protege al cerebro.


No hay comentarios:

翻譯, übersetzen, يترجم, 번역, traduire, μεταφράζω, translate, tradurre, 翻訳する, переводить, tercüme etmek

>>> Recomenda esta pagina en...

>>> Buscar